El llanto repetitivo de un bebé alertó a una señora del sector La Rinconada, en El Cercado. La curiosidad impulsó a la mujer a salir de su casa lamadrugada de este martes y se llevó una gran sorpresa cuando encontró a una niña en una caja.

La infante que tenía los pies y manos moradas por el frío y que aún tenía el cordón umbilical,  fue acogida por la dama quien la llevó hasta su casa.

La mujer, que estaba viendo televisión mientras escuchó el llanto de la infante, esperó que amaneciera para trasladarse hasta  el Hospital Pediátrico Agustín Zubillaga. En el centro médicos revisaron a la niña y constataron que se encontraba en buen estado de salud.

El caso quedó en mano de las autoridades quienes determinarán el destino de la pequeña.

Loading...
Compartir