Los diputados de la Asamblea Nacional reunidos este martes, rechazaron la situación que viven los venezolanos ante la crisis por el desabastecimiento del combustible. Este drama que viven los ciudadanos en el país ha provocado la paralización de las actividades a todo nivel y lo más importante, ver con estupor la destrucción de la principal industria petrolera.

La parlamentaria Larissa González, diputada por Delta Amacuro, explicó que los legisladores estuvieron de acuerdo frente a esta emergencia, que se hace necesario un cambio político, que brinde la posibilidad de salir del régimen y que se pueda establecer un gobierno de emergencia nacional.

“A lo largo y ancho de Venezuela puede constatarse a través de los parlamentarios que representan cada región, que el pueblo está padeciendo la destrucción planificada de la industria petrolera, similar a lo que sucede con la electricidad. Producto de más de 20 años de desmantelamiento en todos los aspectos”, dijo González.

“Nuestras refinerías que anteriormente producían para abastecer el mercado interno y productos para exportar es hoy una cantidad de chatarras. Pdvsa hace 22 años celebraba horas sin accidentes, hoy los incendios, los heridos y hasta los muertos es algo común. Hoy es necesario exportarla, desconociendo la calidad de este, para medio movilizar el país”, expresó.

“El pequeño productor del campo, o los pescadores como sucede en el Delta, son afectados por la falta de combustible que no les permite moverse para sacar lo que producen en su comunidad”.

“La distribución de combustible en el país se convirtió en un negocio para quienes habitan en frontera, la venden “bachaqueada” hasta en 5 dólares”.

La parlamentaria explicó que se ha producido una situación insostenible, porque las colas llegaron a la capital del país, cuando anteriormente esta zona se tenía cubierta para evitar desórdenes.

“El venezolano hoy está enfrentado la pérdida de su trabajo en el campo porque no tiene cómo sacar lo que produce por falta de combustible. Por otro lado dejan horas y días en las colas de las estaciones de servicio, sin mencionar a los pacientes que no pueden hacerse un tratamiento por la misma causa”, comentó.

Finalmente aseguró que “el pueblo venezolano no merece un régimen como el actual, que destruyó una de las empresas más importantes del mundo, dejando sumidos a sus ciudadanos en la más profunda pobreza”.

Loading...