En el marco de mis funciones como diputada a la AN en representación del estado Delta Amacuro, investidura que me honro en poseer y en ejercer cabalmente, en conjuntos de varios de mis compañeros parlamentarios, participamos en reunión virtual del Comité Ejecutivo para la Igualdad de Género del Parlamericas, donde evaluamos acciones legislativas para prevenir la violencia contra las mujeres en el marco de la Pandemia del Covid-19

Las medidas de cuarentena y confinamiento han aumentado los casos y riesgos de abuso de violencia contra las mujeres y la explotación sexual.  El confinamiento imposibilita a las mujeres a buscar apoyo en estos tiempos. A esto le hemos llamado LA OTRA PANDEMIA.

Los cuadros que acompañan esta publicación reflejan a ciencia cierta los planteamientos expuestos, colocando cifras a una realidad que no se puede ocultar.

Es por ello, que arribamos a conclusiones sobre las acciones que deben promoverse y ejecutarse para combatir el flagelo. No basta con una declaratoria de principios, si queremos realmente combatir uno de los canceres sociales de mayor arraigo e incidencia desde que la humanidad existe, es menester avanzar con medidas de aplicación inmediata.

En tal sentido reflexionamos sobre los siguientes aspectos claves:

1.- Los servicios de atención, asesoría legal y asistencia deben mantenerse como servicios esenciales durante la Pandemia

2.- Se hace un llamado a los gobiernos y actores para entender que deben trabajar de manera coordinada con ONGs, sociedad civil y mujeres de base.

3.- Es menester fomentar la Prevención Primaria de la violencia contra las mujeres a través de todos los mecanismos disponibles.

4- Es imprescindible generar una conciencia de Tolerancia Cero contra los perpetradores e invitar a las comunidades a intervenir denunciando.

De la observancia de estos aspectos depende que comencemos a ganarle la batalla a un desadaptado que se oculta tras las puertas de los hogares y que en la mayoría de los casos permanece impune.

Loading...