Eran las 10 pm y los bancos todavía tenían gente

Cola para el pan, para la gasolina, para los billetes de 100, cola y mas cola, así transcurren los días de los deltanos.

Presos de la zozobra al saber que partir de este jueves los billetes no tendrían valor comercial, los deltanos plenaron en masa los bancos.

Realmente el pasado miércoles expiraba el plazo, sin embargo el decreto fue publicado en la mañana del martes dando cabida al jueves como último día valido de circulación.

Las colas fueron mayúsculas generando numerosos inconvenientes, que las entidades bancarias procuraron subsanar con la vigilancia de los diversos cuerpos de seguridad acantonados en el Delta.

Los empleados bancarios padecieron un agotador día sin derecho a protestar, son unos héroes anónimos.

Loading...