Banco de Venezuela Tucupita/ Tanetanae.com

Desde las “inmensas” colas en las entidades bancarias, hasta tener que desprenderse de algunos bienes mobiliarios, son parte de la cotidianidad de varios deltanos para poder tener acceso al billete en físico, por lo menos es lo que afirman varios usuarios de la localidad.

De acuerdo con unos vecinos abordados, todos los días tendrían que madrugar para “intentar” llegar en los primeros puestos de las colas en las diferentes casas financiares del centro de Tucupita.

Bajo el sol y la lluvia, la impaciencia de la clientela en las colas y el hambre, son algunas de las calamidades que tienen que afrontar las personas que arriban a los diferentes Bancos.

Afirman también que, pese al orden que “intentan” imponer los funcionarios de seguridad, estos no siempre resultan ser “eficientes”, alegando que, en ocasiones, se han presentado algunos cruces de palabras de parte y parte.

“Uno, nos dice una cosa, y ahora usted nos dice otra cosa, eso es abusar de su autoridad”, es que lo que le habría dicho un usuario a uno de los funcionarios.

En el Banco de Venezuela que está ubicado en el paseo malecón Manamo, solo se puede observar dos largas colas, uno para el cajero automático y el otro para la taquilla interna, donde adquirirían entre 5 mil Bs. y 7 mil Bs. respectivamente.

Otra opción que implementan los deltanos para adquirir dinero en físico

La venta de alimentos, artículos de artesanía, ropas usadas, electrodomésticos, son otros métodos que implementan algunas personas para minimizar la traba de la carencia de dinero en efectivo.

La mayoría de las personas tienden a vender sus pertenencias para obtener “algo” de dinero en físico, alegando: “eso es para comprar la presa en el mercado, es mas barato comprar pescado a 1500 bolívares, que tener que comprar carne o pollo que cuestan mas de 15.000 Bs. Y 22.000 Bs. respectivamente”.

Loading...
Compartir