Las cantinfladas de Donald Trump

Por Wilmen Dicurú

“Me robaron las elecciones. Sigan luchando hasta lograr los objetivos, pero váyanse para sus casas”, dijo Trump a los manifestantes que se encontraban en el Capitolio de Washington, luego que el Congreso, apoyara como ganador a Joe Biden, en las elecciones presidenciales de ese país.

Hace un año o más, un equipo de psiquiatras de EE.UU determinó que este señor Trump, no estaba en sus cabales para gobernar a ese país, y que a medida que se acercaran las elecciones, se iba a poner más agresivo y peligroso. Nadie le paró a este equipo de especialistas de psiquiatras.

¿Quién le pone el cascabel al gato? ¿Tiene que haber más muertos, más heridos? ¿Más toques de queda? ¿Dónde están las instituciones como la ONU, OEA, UE?

Si esto sucediera en Venezuela, este triste espectáculo que está brindando la supremacía del mundo, ¿qué dirían de nosotros? Es un eventualidad que da vergüenza y pena ajena. ¿Qué dirían los imbéciles presidentes como: Iván Duque (Colombia), Jair Bolsonaro (Brasil), Lenín Moreno (Ecuador), y el Grupo de Lima?, por nombrar algunos.

En reiteradas oportunidades del año 2020, en el programa radial que se transmite por Okey 104.9 FM, a las 12 del mediodía, “Maduro, Legado de Chávez”, informamos que los fascistas de este país tienen que quitarse el sombrero y pedirle perdón al presidente Nicolás Maduro y, a la vez, darle las gracias por poner tanta resistencia por el amor a Venezuela, por cuidar a todos los venezolanos, sus activos, sus recursos naturales y garantizar la paz y la tranquilidad del país.

En este 2021, Venezuela es referencia mundial por la instalación de la Asamblea Nacional celebrada el 5 de enero, tal cual estaba previsto.

Vemos a un presidente Nicolás Maduro dictando clase de diplomacia, reconociendo errores y a la vez llamando a la conciliación del país.

Apostamos desde aquí, por la AN, por nuestro presidente Maduro, por sus ministros, gobernadores y alcaldes. Apostamos a que este 2021 será el año de la estabilización económica del país.

Quiero finalizar con un texto bíblico:

“Con la misma vara que midas, serás medido”, San Lucas. Cap. 6: 36,38.

 

Compartir contenido