Las iniciativas para burlar la crisis

Revender cualquier tipo de productos alimentarios o aprovechar las tierras para cultivar rubros agrícolas, son algunas de las opciones a las que han recurrido algunos ciudadanos que siguen en Delta Amacuro y afrontan a diario la actual crisis.

Uno de estos casos es el del  señor Carlos, un abuelo de 63 años de edad que reside en la calle Amacuro de Tucupita. Él trabajaba en el mercado municipal de la localidad, pero desde julio del año 2020, prefiere quedarse en su casa y revender rubros agrícolas o pescados que puede conseguir en el centro de la capital deltana.

“Si pasan vendiendo yuca o pescado, yo compro una mara, pero ahora lo revendo aquí en mi casa. Compro de a poquito, ya no se puede vender mucho porque la gente no tiene el efectivo”.

El adulto mayor reveló que anteriormente vendía pescado salado en el mercado municipal de Tucupita. Podía adquirir la mercancía de algunas comunidades aledañas al centro de la localidad, pero ante la falta de transporte, combustible y dinero en efectivo, ha preferido quedarse en su casa.

“Desde hace seis meses ya no trabajo allá, prefiero quedarme aquí y revender lo que pueda conseguir”, dijo.

Carlos volvió laborar en el mercado municipal en junio del 2020, luego de que ese centro de expendio popular permaneció cerrado por más de dos meses, como una medida aplicada por la municipalidad para prevenir la propagación de la Covid-19. No obstante, al notar que no había la misma afluencia de usuarios y la gente tenía menos dinero en efectivo, prefirió permanecer en su hogar.

Jesús Marcano, profesor universitario de 58 años de edad, señaló que una de las actividades al que más se ha dedicado para hacerle frente a la actual situación país, ha sido a la agricultura. El profesional de la educación señaló que ha aprovechado todas las tierras a la que ha podido tener acceso, donde ahora ha sembrado yucas, plátanos y otros rubros.

“Hay que hacer lo que tengamos a la mano, tenemos un recurso invalorable que es la tierra. Hay muchos espacios desocupados. Yo lo he hecho en mi casa, en terrenos de familiares y en algunas parcelas abandonadas, he llevado mis conocimientos a mis parientes”, informó el profesor universitario, quien destacó que también se ha ocupado de sembrar plantas medicinales.

Compartir contenido