IMAGEN DE REFERENCIA / Gráfica tomada de internet sin autoría especificada.

Varios deltanos que viven las parroquias Juan Millán y Antonio José de Sucre del municipio Tucupita,   informaron estar preocupados por el retraso de la venta de la comida del Clap en sus comunidades; quieren tener acceso a alimentos relativamente más baratos.

El retraso de la venta de los combos del Clap en Tucupita, ha preocupado a los deltanos que solo perciben un salario  mínimo, por lo que apenas aguardan el dinero para comprar los rubros alimentarios que importa el gobierno.

En la parroquia Antonio José de Sucre arriban a un mes y ocho días sin la venta del Clap, asegura una de las vecinas de Paloma.  La última vez que les expendieron la comida gubernamental, fue el pasado 3 de agosto.

Por otra parte, la parroquia Juan Millán, más al sur de Tucupita, supera los dos meses que no les comercializan los alimentos del la venta de los alimentos del Clap.

Los deltanos que viven en estas localidades de las parroquias, Juan Millán y Antonio José de Sucre, instan a gestionar las ventas, en medio de una coyuntura en la que el salario mínimo es de 1 o 2 dólares cada quince días.

Loading...
Compartir