Imagen de referencia tomada de internet, sin autoría especificada.

La organización Living Water Community, LWC, un movimiento de la Iglesia católica en Trinidad y Tobago, está profundamente preocupada por las condiciones en las que se encuentran más de 80 indígenas de la etnia warao, que ahora han arribado a Icacos, más al suroeste de la vecina isla, informó una de las voluntarias de la instancia religiosa. Ella no quiso ser identificada para evitar posibles señalamientos que vulneren su trabajo social.

De acuerdo con la vocera de LWC por sus siglas en inglés, unos 80 waraos ahora pernoctan temporalmente en una de las playas de Icacos, donde viven en tres grandes galpones de zinc. Sus condiciones de vida no son las adecuadas para la cultura de los trinitarios, por lo que, aun cuando en menores proporciones, son despreciados.

Este grupo de aborígenes venezolanos, vivían en Pedernales del estado Delta Amacuro, la localidad más próxima a Icacos, en Trinidad y Tobago. Tanetanae.com conoció que estas familias de waraos huyeron de la miseria. Para lograrlo, le solicitaron ayuda a los pescadores trinitarios, con quienes ya habían estado llevando a cabo intercambios de productos.

Algunos ciudadanos de Trinidad y Tobago exigen al gobierno de la isla expulsar de manera inmediata a los originarios de Delta Amacuro, pero la mayoría ha prestado ayuda humanitaria, así como lo ha hecho la organización, Living Water Community, cuyos integrantes han donado alimentos, medicinas y ahora gestionan un estudio sociológico entre los waraos para incorporarlos a la educación. No obstante, voceros de la instancia religiosa han admitido que se demorará más tiempo.

«Hay waraos profesionales aquí, también hay muchos niños, entonces ahora estamos gestionando incorporarlos en una escuela, donde sus propios paisanos les enseñen a leer, escribir y otras tareas», declaró una de las voluntarias de LWC.

Esta organización de la Iglesia católica lamenta la actitud de algunos trinitarios, quienes han rechazado que se ayude a los indígenas waraos, por lo que ahora gestiona más protección, así como una solución a sus precarias condiciones de vida.

«Así nos cuestionen seguiremos ayudando a los más necesitados», insistió una vocera de Living Water Community, a Tanetanae.com.

Loading...
Compartir