Lizetica prendió los motores. Unas potentes turbinas que en virtud de la variopinta geografía deltana, la obligan a viajar por aire, tierra y agua, mucha agua.

Ha atravesado en el rol de capitana, por un mínimo de 6 campañas electorales que le permitieron ir consolidando su poder, mientras ponía un granito de arena para contribuir al fortalecimiento de la Revolución.

Con excepción del 2015, cuando las urnas obligaron al socialismo a hacer concesiones, el grado y alcance de sus victorias le facilitaron teñir de rojo los estamentos públicos a todo nivel.

Hoy enfrenta un nuevo reto, una subversión organizada, un tumulto de gentes, cuyo objetivo es abrir una cabecera de playa para que una corriente psuvista de vuelta a la sartén y tome el timón, abrazando y ocupando el poder Ejecutivo.

Sus mensajes ya no van dirigidos a los opositores, que hacen un gran esfuerzo para colarse por la baranda en medio de una pelea ente tigres. Sus flechas van encaminadas a demostrar quién es quién dentro del chavismo y quien debe conservar el mando.

Es una lectura fácil, un mensaje entre líneas indisimulado, que camina en una única y exclusiva dirección, repetir gobierno nuevamente y mantener a los suyos, a los leales y consecuentes en primera línea de gobierno garantizando su paz y tranquilidad el próximo año, cuando se activen las urnas de nuevo.

Nuestros candidatos y candidatas están cargados de moral, lealtad, valentía, criterio y conciencia histórica

Prensa Gobernación

1.- ¿Que relevancia tiene para el estado el repunte en la producción agrícola?

LH: Mucho. La soberanía productiva no se detiene gracias al presidente Nicolás Maduro, y en Delta Amacuro, estamos cosechando más de 600 hectáreas de arroz, que procesaremos y empaquetaremos pronto.

Es una producción que va en camino de franco crecimiento y nos permite soñar con alcanzar metas muy elevadas en un futuro próximo cercano. Somos los responsables de garantizar la soberanía agroalimentaria y socioproductiva y eso se refleja en los alimentos para el pueblo, que gracias a Dios, en este estado nunca han faltado.

2.- ¿Que la inspira en medio de tantas dificultades ocasionadas por el bloqueo económico?

LH: Nada como ver el rostro de nuestro pueblo, siempre desde el agradecimiento, y sobre todo, conscientes de nuestra enorme responsabilidad de servicio revolucionario.

La revolución está comprometida con todos, y en Delta Amacuro hemos probado que esa fuerza organizada en Poder Popular, en militancia revolucionaria, es nuestro mayor poderío y nuestro mayor aliento.

3.- ¿Por qué razón el pueblo debe votar por los candidatos de la Revolución?

LH: Ellos son nuestros candidatos y candidatas revolucionarias; están cargados de moral, lealtad, valentía, criterio y conciencia histórica.

Nosotros estamos del lado de la verdad, de la defensa y creación de leyes soberanas, de la inclusión y del verdadero trabajo patriótico.

Andamos juntos con alegría, de pie frente a las adversidades, con fe y esperanza, con voluntad de servir, de servirle a este pueblo noble y leal que este 6D elevará con fuerza su voz para el triunfo rotundo de los verdaderos revolucionarios.

Por nuestra paz, por nuestra soberanía, este 6D nosotros debemos salir victoriosos.

4.- ¿Qué garantizarán los candidatos deltanos, ya convertidos en diputados, desde la AN al pueblo?

LH: Garantizan ser la voz y la voluntad de trabajo para alcanzar para el pueblo los beneficios de la igualdad, que solo es posible en revolución.

La lealtad es nuestra bandera, el amor al pueblo prevalece por encima de cualquier dificultad y desde la AN nuestros diputados responderán con creces a la confianza que depositen en ellos, sus principales servidores.

Pueden tener la confianza y la seguridad que asumirán plena y cabalmente la enorme responsabilidad de servir, servir y servir al pueblo.

 

5.- ¿Qué ventajas ofrece una mayoría revolucionaria en la AN?

LH: Que siga presente la garantía de inclusión, la voz del genuino y autentico Poder Popular en la Asamblea Nacional.

Que la lealtad, la disciplina y el trabajo verdadero se instituyan nuevamente en el parlamento.

Que nadie se equivoque, solo el pueblo salva al pueblo, y nosotros, sus servidores, seremos sus mejores defensores ante los injerencistas y traidores, que han puesto nuestros recursos en manos extranjeras.

 

Loading...