Foto: archivo.

Lizeta Hernández, gobernadora del estado Delta Amacuro,  se refirió a la detención de un Teniente de la Guardia Nacional por parte de la DGCIM la tarde del pasado lunes en el paseo Manamo de Tucupita, presuntamente por una extorsión, por lo que enfatizó que esta acción forma parte del “caiga quien caiga”.

La mandataria cuestionó la corrupción dentro de los componentes de seguridad y calificó a quienes ha incurrido en actos ilegales de “alitas negras”; toda vez que destacó que la iniciativa llevada a cabo contra las anormalidades, “es una prueba de que la justicia sí funciona”.

Pero además instó efusivamente a la fiscalía del Ministerio Público y al poder Judicial “esforzarse más” para cumplir a cabalidad la legalidad venezolana.

“No es posible que nuestros organismos policiales detengan y detengan, pero al dar la espalda ya estén libres”.

La gobernadora Lizeta Hernández mencionó además estar al tanto de las prácticas ilegales que presuntamente se llevan a cabo en el puerto de Volcán, Tucupita: “ya tengo el reporte completo de lo que allí ocurre y es una vagabundería”, reaccionó la funcionaria.

Loading...
Compartir