Waraos arriban al paseo Manamo de Tucupita / Foto: El Periódico del Delta.

Varios  indígenas provenientes de comunidades aborígenes de la selva del estado Delta Amacuro, se sumaron a la venta de cangrejos en la localidad de Tucupita. Se trata de la temporada de este crustáceo, que se da cada año en la barra del océano Atlántico, y se celebra en toda la entidad.

Los waraos suelen transportar los cangrejos hasta Tucupita, donde los venden en mapires. Entre los originarios, se celebra esta temporada como, “la fiesta del cangrejo”. Llegado agosto, los indígenas aguardan la puesta exacta de la luna para- en familia- ir en busca del  cangrejo rojo.

Entre todos arman pequeños grupos de búsqueda. Salen muy de madrugada desde comunidades cercanas, en curiara y a canalete, hasta la barra del océano Atlántico. Arman campamentos que duran 24 horas.

Ya en la noche, en el campamento de palafitos, todos cuelgan los chinchorros, donde chistan o cuentan las experiencias vividas durante el día, cuando capturaban los cangrejos. Se trata de una experiencia única; sin duda una aventura para propios y visitantes.

No obstante, se debe lidiar con enormes olas durante la ida y el regreso, una travesía que a nadie gusta, por el peligro que esto representa.

Algunos waraos también han tenido que lidiar con las autoridades municipales, quienes impiden que estos vendan los cangrejos en el paseo Manamo de Tucupita. Oficialmente han dicho que este espacio no está apto para este tipo de actividades económicas, sin embargo, los nativos aclaran que se trata de una costumbre que intentan llevar  cabo- apenas- cada año.

Hasta ahora, el gobierno de la actual mandataria municipal, Loa Tamaronis, no ha hecho frente a la iniciativa autóctona, pero sí en su momento, el exalcalde Alexis González.

Loading...
Compartir