Foto de Rafael Sarabia.

Habitantes en la ciudad de Barrancas denuncian el crecimiento de robos a viviendas y patios productivos, hechos que se han venido suscitando en las últimas semanas con mayor incidencia en sectores adyacentes de la ciudad.

Por Rafael Sarabia M.

Con la llegada de las lluvias durante este ciclo de invierno, aunado a la difícil situación económica que vive el país, muchas familias en Sotillo, decidieron acondicionar algunos espaciosos ociosos de sus viviendas, para posteriormente establecerlos de los distintos rubros agrícolas en especial los cultivos de batata, maíz y yuca. Toda esta iniciativa se ve mermada a consecuencia del incremento de robos a estos espacios productivos, donde los amigos de lo ajeno cargan con lo que encuentran a su paso.

Muchas personas consultadas señalaron que a consecuencia del hambre que vive la población, estos hechos delictivos, ha aumentado, tanto el robo de predios productivos y el hurto a viviendas, que en el pasado mes de septiembre se ubicó en más de 30  familias afectadas, según lo manifestado por afectados, prácticamente un robo por día a recintos familiares. Todo este panorama tiene efectos negativos en la comunidad, por la reducción de la práctica productiva.

Personas afectadas indicaron que tienen temor de continuar con la iniciativa productiva familiar ya que los amigos de los ajeno son los más beneficiado ya que se llevan toda la producción, dejando a los productores familiares sin la cosecha de estos rubros agrícolas, por esta situación les realizan un llamado a las autoridades policiales, a mantener una vinculación con los distintos sectores en la ciudad de Barrancas del Orinoco y de esta manera buscar estrategia en conjunto con la comunidad para reducir el incremento delictivo.

Loading...