Foto: archivo.

Nancy Romero, vive en el sector La Frontera, una localidad que está al sur de Tucupita, vía nacional. Es madre de dos hijos, y pese a la crisis de Venezuela, espera por lo menos estar un día acompañada de quien denomina sus “tesoros” de la casa, a apropósito de celebrarse el día de las madres el próximo domingo 12 de mayo.

“Lo principal es la salud, un abrazo de mis hijos, ese día espero que puedan acompañarme y pues, mucha paz”, dijo Romero.

Lamentó no poder celebrarlo como solía hacerlo en años anteriores, por la misma coyuntura a la que está sometida el país petrolero. La carencia de comida, medicinas y bajos salarios son algunas de las trabas que impediría a la señora Nancy compartir con sus familiares.

“Hoy en día no se puede celebrar como antes, el sueldito que tenemos es para medio comprar comida y algún medicamento, sabemos que no da para eso, pero tratamos de estirar el dinero”, expresó la deltana.

Por último,admitió: “el mejor regalo es el milagro que todos queremos, un cambio de gobierno”.

Otra vecina de 46 años de edad, que vive en El Cafetal, añadió, “aunque sea con una tacita de café se puede celebrar”.

Loading...
Compartir