Lo que se sabe del agresor de Stefani Flores

Es muy poco lo que se sabe de Kini Dan Rodríguez, uno de los presuntos agresores de la modelo deltana Stefani Flores Cedeño.

Por desgracia, su segundo apellido de origen hispano, lo acerca a nuestras raíces, sin que ello lo sensibilizara un poco. Es inocultable la sangre latina de Stefani.

Sus redes sociales arrojan mas sombras que luces, se trata en esencia de un solitario.

Sin afectos cercanos, muestra una personalidad narcisista centrada en la devoción a su físico.

Un individuo asocial, que mostró una faceta aun peor, la de un pervertido antisocial.

El perfecto depredador, que transita inadvertido por las cañerías de la vida, en espera de su presa.

Oculto durante cierto tiempo por la faz policial –estuvo suspendido del ejercicio de la función de gendarme público, por un hecho similar en la persona de una indiana–, pudo conocer cabalmente los límites de la ley, aprendiendo a transgredirlos impunemente. ¿Cuántas mujeres habrán caído en sus garras?

El pasado 11 de agosto se cayó su fachada, prevalido de un instinto criminal, sin asomo alguno de empatía, cegado por el carisma de una joven a la que sonríe el universo, desató el monstruo interior.

Por último, tras ser detenido se le vio llorar. El sádico agresor de 24 horas antes terminó siendo un cobarde, como todos los de su calaña.

Justicia, que se haga justicia.

Compartir contenido