La alcaldesa de Tucupita insiste, no desmaya ni se rinde.

Ante los homicidas del medio ambiente y la naturaleza virgen, redobla esfuerzos.

A la Profa. Loa la caracteriza la terquedad y lo demuestra a diario, si arrancaron de raíz y devastaron las islas de la avenida Arismendi, dejándolas sin palmas, las sembró de nuevo.

Esta vez de mayor tamaño a ver si sobreviven. Ya maduras y crecidas, a prueba de locuras y arrebatos.

En realidad casi todos, por no decir todos, esperamos que así sea, la isla repoblada se ve muy bonita y así deberían verse las demás.

Loa persevera, la certeza de una Tucupita hermosa, verde y florida, la entusiasma, a los amantes de nuestra ciudad también.

 

Loading...