Huele a aguinaldos

Pican manos y bolsillos en el Delta, como si les hubiera caído guaritoto.

Los anuncios presidenciales y los pagos a los nacionales tienen al estado inquieto. La gente no ve la hora.

Lo cierto es que Gobernación pretende pagar y pronto. Puede que del 15 en adelante. En dos partes como la nación. Las alcaldías tienen que sacar unas cuantas cuentas hasta ofrecer respuesta.

Los mas quisquillosos son los jubilados y pensionados, con menos paciencia quizá por la edad, cargan atolondrada a la familia, y la familia esta atolondrada también pensando en los pagos, soñando con que pueda caerle una agüita de los pagos.

Hace mucho que nada es regular en este país, todo depende del vaivén político, y la bonificación de fin de año no escapa a ello.

No vengan luego con el cuento señores del ejecutivo, que es cosa de Tane Tanae, salgan a la calle y pregunten, y verán que ese runruneo se escucha hasta debajo de las piedras.

Lo único que nos resta decirles es que no se hagan coco, piensen bien en que van a gastar el dinero, que parece mucho pero no lo es, guarden un poquito por si acaso para el año que viene e inviertanlo en cosas útiles, que la masa no esta pa’ bollos. Venezuela es otra y nosotros también.

 

Loading...