Los cuatro opositores que pretenden alzarse con la alcaldía de Tucupita

Hasta este lunes 13 de septiembre, cuatro opositores pretenden alzarse con la alcaldía del municipio Tucupita. Lo buscan sin unidad, frente a un disciplinado Psuv que tiene como su abanderada a Loa Tamaronis.

Rael Sánchez: ha vuelto a aparecer en sus redes sociales y en la palestra pública en un contexto electoral. Previamente apenas se había dedicado a atender asuntos de iglesia evangélica y un pequeño negocio. Sus aspiraciones se vieron venir cuando se habló de un nuevo panorama eleccionario en Venezuela. Se hizo notar en las comunidades a través de su cuenta en Facebook.com y es de los opositores que en principio apoyó no ir a elecciones; solo que ahora admite que ha sido un error abandonar esta posibilidad. El apoyo se lo dieron tres alcaldes caraqueños a través de la Fuerza Vecinal. Es el candidato más mediático, demostrando que sí recorre las comunidades. Sánchez se comunicó con este medio de comunicación para afirmar ser de Tucupita y ofreció otro informe acerca de su perfil, que no se incorpora en este post debido a que vulnera el estudio de seguimiento desde que comenzó a hablarse de elecciones, en marzo pasado, lejos de parcialidad alguna. (Actualización, el 14.09.21, a las 11: 44 pm).

Jesús Hidalgo «Chugaby», es el contrincante que más dolores de cabeza le ocasiona  a las actuales gobernantes, Lizeta Hernández y Loa Tamaronis. Prueba de ello han sido las más recientes disputas políticas, escenificadas- incluso- públicamente. Hidalgo genera polémica en un sector de la oposición porque lo consideran chavista, no obstante, tiene una alta popularidad entre las comunidades, pero sobre todo en la juventud. Hidalgo es atacado desde el flanco opositor debido a su pasado oficialista: fue constituyentista, cuando en esa misma ocasión enfrentó a Loa y Lizeta en un choque que supuso ser interno, derrotándolas en Tucupita. Luego asentó su liderazgo a través del deporte, poniendo en lo más alto el futbol de salón y sala en el Delta. Su popularidad se mantuvo a niveles que incomodaron a las funcionarias Tamaronis y Hernández por iniciativas comunitarias de grandes masas. De hecho, sigue siendo el dirigente más atacado por el oficialismo y por un sector de la oposición. No obstante, pese a su alto liderazgo, el padrón electoral mayoritario sigue estando en control del Psuv y quedó demostrado al quedar derrotado en las pasadas elecciones parlamentarias.

Jorge Salma: su candidatura apenas recién salió tras serias disputas con la Alianza Democrática, el organismo que le retiró su apoyo. Este decidió promover otro movimiento conformado por unos pocos partidos políticos y ahora es aspirante a destronar a Loa Tamaronis. Su campaña ha sido en su cuenta personal de Facebook.com, donde ha posteado algunas propuestas. Otros sectores de la oposición lo han cuestionado por su inexperiencia en la política, asegurando además que se trata de un designado por la gobernadora Lizeta Hernández, para dividir a la Alianza Democrática, donde «Chugaby» es candidato; afirmaciones que él desestima. Aunque Salma, un  empresario de origen árabe se posiciona como una novedad, un visionario que podría potenciar la actividad privada, lo han tildado de “sifrino” (en abordajes de calle) y falta de carisma entre la sociedad civil.  Se limita a hacer campaña en Facebook.com. «No camina las comunidades y se encierra en su auto de lujo».

Juan Figuera: rechazado incluso en su propia organización política, lanzó su candidatura a la alcaldía de Tucupita, aun cuando los partidos nacionales que negocian en México y a los que se supone apoya, no habían decidido participar. En los últimos tres meses ha tenido serias disputas con otros miembros de las organizaciones a las que ha pertenecido: Voluntad Popular y Frente Amplio. Había desaparecido del escenario político al igual que Rael Sánchez y era uno de los que apostaba también por la abstención. Su popularidad es baja por los conflictos internos y su «aparición» en tiempos electorales. No se deja notar ni en las calles, ni en redes sociales. «Está apagado», como afirman en Tucupita. Su bandera es el haber sido desde siempre un adversario del chavismo y apuesta porque esta tendencia lo apoye. Está en la MUD, coalición que tiene otras divisiones puertas adentro. Sería cuestión de tiempo ver si logra amalgamar su liderazgo.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta