Los días más difíciles para los venezolanos que intentan ingresar ilegalmente a Trinidad y Tobago

Desde julio hasta octubre, 303 venezolanos han sido detenidos y algunos de ellos deportados desde Trinidad y Tobago. La migración continúa pese a las duras políticas antimigratorias de la vecina isla.

En julio fueron deportados 161 venezolanos. Arribaron al Delta. Con el pasar de los días y tras cumplir aislamiento, no han regresado a casa, sino, han vuelto al país que los echó. Todos insisten en buscar mejores condiciones de vida, no obstante, la suerte no acompaña a todos los migrantes. Los que mejor están apenas pueden comer y trabajar para pagar un arriendo, sin mayores opciones de ahorro, como aseguran tenían planificado.

Pero en Venezuela tenían peores condiciones de vida, no tenían para comer, aunque varios de ellos por lo menos tenían un techo gratuito. Conforme avanzan los días, los servicios encarecen para los criollos que están en Trinidad y Tobago, sin que necesariamente tengan un plan que les garantice un futuro estable. En su país de origen tampoco lo habrían logrado, insisten.

El 6 de septiembre 22 venezolanos fueron arrestados mientras intentaban ingresar ilegalmente. Igual ha ocurrido los días, 18 de septiembre, cuando fueron deportados 93 criollos, pero además las detenciones por intento de ingreso ilegal se llevaron a cabo el 28 de septiembre y el 13 de octubre. Entre julio y octubre, 303 personas han sido detenidas o deportadas.

El permiso de amnistía temporal que se les facilitó a algunos venezolanos vence el 31 de diciembre, tras haber sido prorrogado por el Primer Ministro trinitobaguense. Pero los venezolanos no solo han sido víctimas, también han aumento los hechos delictivos en los que se han visto envueltos. Se trata de la otra cara de aquel migrante que se muestra como el más vulnerable. Un panaroma desalentador se avizora, mientras la crisis venezolana sigue acechando.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta