Los embarazos de la pandemia

Los primeros meses de pandemia frenaron los embarazos prematuros, no obstante, una vez llegado el relajamiento, el virus de la fecundación ha contagiado a varias adolescentes en un país con una difícil situación generalizada, lamentan las personas con conocimiento de este flagelo.

De acuerdo con una nueva consulta acerca de los casos de embarazos en adolescentes una vez que acabó el confinamiento estricto, las personas con conocimiento de este asunto han afirmado ver más jóvenes en estado de gestación; una anormalidad para algunos que ven venir más pobreza.

Las personas consultadas al respecto explicaron que, si bien en sus comunidades los embarazos prematuros no alcanzaron números alarmantes, aclaran conocer casos de esta naturaleza en otros sectores.

Iván, un adulto mayor que reside en la comunidad 2 de marzo de Tucupita, reveló que solo  conoce a una adolescente que estuvo embarazada recientemente. Ella apenas tiene 15 años de edad y vive con su mamá, no tiene pareja y depende de su progenitora. Añade que, aun cuando en su sector no incrementaron, revela conocer al menos cuatro casos en otras zonas de la localidad.

“Yo he visto a muchas jóvenes con embarazo a temprana edad, recientemente una muchacha de 15 años de edad dio a luz en mi comunidad. Ella no tiene pareja y solo depende de su mamá que trabaja en una institución pública”.

El adulto mayor opinó que, ante las restricciones por el coronavirus en las que los jóvenes no van a clases presenciales, se sienten más libres y cuando podría incrementar los embarazos prematuros.

Asimismo, un ciudadano que vive en la comunidad La Casona de Tucupita, señaló que actualmente hay tres jóvenes embarazadas en ese sector. A su juicio, es una realidad que se percibe en todo el estado Delta Amacuro, no obstante, afirmó que, “no hay más porque se han ido del país”.

Reveló que un aproximado de 12 familias se han marchado del país y actualmente, están quedando 6 núcleos familiares en ese sector que también es conocido como El Guamo.

Pedro Gutiérrez, un ciudadano que reside en el sector La Perimetral, señaló que sí existe un incremento de embarazos en adolescentes. Relata que en su comunidad no conoce a alguien que esté en estado de gestación, no obstante, explicó que cada vez que sale al centro, ha podido observar a “jovencitas preñadas”.

El 25 de septiembre del 2020, cuando transcurrían siete meses desde los primeros registros de coronavirus en Venezuela, tres ciudadanos que fueron abordados por Tanetanae.com, aseguraron que los casos de embarazos en adolescentes ya habían disminuido en sus comunidades, en comparación con años anteriores.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta