UTD Francisco Tamayo no dejó para nadie en fútbol sala de juegos universitarios

Parte de los ganadores de la medalla de oro en los juegos nacionales juveniles 2011, en la disciplina de fútbol de salón, acaban de realizar otra hazaña, se constituyeron en los ganadores del clasificatorio oriental que les garantizó el cupo a los Juvines 2017.  

En aquel entonces, el recién estrenado secretario general de gobierno les prometió una vivienda si traían la dorada, algo que hicieron convirtiéndose en el primer deporte de conjunto deltano en ganar medalla alguna a lo largo de la historia de los juegos juveniles. Tiempo después, el baloncesto y el béisbol continuaron su gesta.

Hay quien piensa que Amares nunca les creyó y por eso formuló tan osada oferta, a decir verdad, las posibilidades estaban totalmente en su contra y aun así triunfaron. Lo hicieron de forma sorprendente, derrotando a Carabobo dos veces en su casa, lo que hizo que rompieran a llorar de rodillas ante su público una vez culminado el segundo de los dos juegos, con ese resultado quedaban fuera de las semifinales. Como feliz corolario para los nuestros, a Carabobo lo dirigía el seleccionador nacional del momento.

La nota de prensa publicada en este mismo medio, indica que derrotaron a Carupano 5 goles por 2, en el propio estado Sucre.

Ahora los espera Barquisimeto y algún día, si Dios quiere y Amares lo gestiona, su vivienda.

Loading...