Un señor carga un televisor modelo viejo en Tucupita / Tanetanae.com.

El cambio de bombillos dañados y la reparación de algunos equipos electrónicos, son otras realidades que siguen afectando al bolsillo de los deltanos, en medio de la inflación venezolana que mantiene una tendencia al alza.

Jesús Díaz, un ciudadano que reside en la calle Sucre de Tucupita, manifestó que el constante cambio de bombillos en su vivienda, se ha convertido en otro de los gastos que genera, sin tomar en cuenta la compra de alimentos.

Díaz, aseguró que el bombillo más barato puede conseguirse hasta en 140 mil bolívares, pero  no son “ahorradores” y suelen dañarse en solo un mes.

“Otros de los gastos que hago en mi casa es comprar bombillos y a veces gasto más cuando tengo que reparar algo, pero por ahora no puedo, he tenido que apartar los electrodomésticos que se me han dañado, porque no tengo cómo repararlos”, explicó el señor Jesús, la mañana del viernes 6 de noviembre.

El ciudadano tiene un DVD, un televisor, una lavadora y una nevera dañados, este último lo tiene averiado desde hace 5 meses aproximadamente y no ha podido reparar ninguno, porque no cuenta con suficiente recursos monetarios.

Actualmente, Jesús Díaz, cuenta con una pensión, un salario como docente y a veces con el dinero que recibe de parte de algunos sobrinos que están en otras naciones. Sin embargo, igual no puede reparar los equipos dañados porque prioriza la comida.

Loading...
Compartir