Los "Otros" candidatos a la gobernación

Estos serian los “Otros”: Abraham Gómez, Samark López, Emery Mata Millán y Luis Cabareda.

Los nombres precedentes conformarían el listado de los cuatro principales bateadores emergentes a la gobernación deltana.

El Dr. Abraham Gómez siempre ha surcado los caminos de la política, entre amoríos, despechos y reconciliaciones, es un eterno vals que lo mata y al que visto lo visto nunca dejara. Ahora, con un importante número de metas alcanzadas, entre ellas la incorporación a la Academia de la Lengua, y muy pocos horizontes sin surcar, considera que ha llegado su momento.

Del Dr. Luis Cabareda, cuya residencia cuando no viaja por el mundo está en Puerto Ordaz, no es mucho lo que podamos decir más allá de que es un connotado innovador reconocido incluso por la comunidad científica internacional, que ya es bastante.

Emery Mata Millán ha sido la sayona del ámbito político, siempre oscilante cual péndulo desafiante sobre cualquier iniciativa de la oposición, haciendo uso de los manidos argumentos del caudal de votos duros y el pleno empleo, y con cierta renovada notoriedad en los actuales momentos, en vista de que ha sido señalado frecuentemente como asesor de Alexis González. Aspira reeditar el “chiripero” del difunto ex presidente Caldera.

En el caso de Samark López, el más renombrado de todos en la actualidad a causa de la resonancia que ha adquirido su nombre últimamente, y sin embargo el menos cercano al pueblo llano en vista de las alturas empresariales en que se desenvuelve, son más las dudas que las certezas. Un “self-made man” con gran éxito en el mundo corporativo, con un proceder muy consono con la forma de hacer negocios a la norteamericana: cabal, profesional, riguroso y orientado a obtener beneficios, es la gran incógnita, ¿pretende lanzarse? ¿Apoya a Yelitza? ¿Juega a dos bandas? ¿A quien apoya? ¿Encabeza un proyecto político o sencillamente es un epitome de la responsabilidad social empresarial? ¿Es un Rey Midas que quiere devolverle al estado parte de su antigua gloria y dignidad, o pretende un fin ulterior menos altruista? Solo Dios y su conciencia lo saben.

Los cuatro de mucho nivel, empresarial, académico y político, podrían conformar un comité de notables de cualquier gobernante en cualquier ámbito.

En un café de la ciudad, donde se confeccionó el listado, hubo un “opinador” de oficio, lapidario al decir, “la gente observa la cosa tan mala que ve la gobernación a tiro. No tienen culpa de nada, así anda el país”.

En río revuelto ganancia de pescadores, cabría decir.

 

Loading...