Los primeros maestros y la cercanía con sus alumnos

Foto: Un salón de clases vacío en Delta Amacuro / Tanetanae.com.

A propósito de celebrarse el Día Nacional del Maestro en Venezuela este 15 de enero del 2021, algunos ciudadanos recordaron y reconocieron el trabajo de sus primeros maestros, cuando apenas cursaban la educación básica.

José González, ciudadano que reside en la urbanización Delfín Mendoza de Tucupita, recordó a Teófila Ibarra, quien fue su maestra de primero a tercer grado en la escuela Ceferino Rojas Díaz, para el año 1975.

La maestra Teófila vivía en el sector de Cocalito.  Fue la primera educadora de educación básica que conoció el señor José González. Él señala que ella fue una buena maestra, que estaba pendiente de sus alumnos.

“Teófila Ibarra era una muy buena maestra, enseñaba mucho, ahorita ya no está con nosotros”, dijo  mientras la recordaba.

José también recuerda a la profesora Enedina Montero, quien fue su maestra cuando cursaba el 4to y 5to  grado en esa misma escuela. Actualmente, la educadora está viviendo en la comunidad de Villa Rosa.

“Recuerdo muy bien a las dos, muy buenas maestras”, aseguró el señor José.

Gregorio Valenzuela, otro ciudadano que fue abordado en Tucupita, a propósito de celebrarse el Día Nacional del Maestro, dijo que no recuerda a su primer maestro, pero sí a la educadora que tuvo cuando cursaba el 6to grado en la comunidad de Curiapo, capital del municipio Antonio Díaz.

Arelis Mujica fue la maestra que le impartió clases al señor Gregorio, durante los años de 1972, época en la que el deltano culminó el 6to grado de educación básica  y viajó hasta Tucupita para continuar con sus estudios.

“Recuerdo en 6to grado a la profesora Arelis Mujica, creo que ahorita está en Tucupita, ella es de aquí y se fue para allá a dar clases”, recordó Gregorio Valenzuela, mientras reconocía el trabajo que hacían los educadores en años anteriores.

Jesús, un ciudadano de 60 años de edad, señaló recuerda muy bien a su maestro que le dio clases cuando cursaba el tercer y 4to grado de educación básica en Barcelona, estado Anzoátegui, sin embargo, asegura que ya no recuerda su nombre.

“Era un maestro alto, cuadrado y daba muy buenas clases. Antes con ser bachilleres sabíamos más que los que ahorita son licenciados o equis profesión. Ahorita casi no se ve nada, la educación está por el suelo”, dijo el ciudadano que ya es un deltano más, porque se mudó al estado Delta Amacuro cuando apenas tenía  18 años de edad.

¿Cómo era la relación de los maestros con los alumnos en aquella oportunidad?

La relación entre los maestros y los alumnos era más cercana.  Conocían a todos los padres y representantes de sus estudiantes. Cuando había algún mal comportamiento, bajo rendimiento escolar u otras irregularidades, iban constantemente donde sus representantes.

“Antes era bien, los profesores nos visitaban a las casas, si no entendían alguna clases,  llamaban a sus padres, hablaban y trataban de ayudar a los alumnos. Ahorita no, ahorita ven a los estudiante brincando alguna cerca y no dicen nada. Antes te daban una paliza”, manifestó Jesús, el sexagenario que actualmente vive en el sector de El Palomar.

“Antes la educación era mejor, había más cercanía”.

 

Compartir contenido