Los retornados están detenidos y desconocen qué ocurrirá con ellos en Trinidad y Tobago

Actualización informativa de las 8:04 am.

Han pasado la noche en una estación de policía, luego de aguardar «en un caño», desde el pasado domingo por la tarde. El martes han arribado a Trinidad y Tobago una vez más, en medio de una tormenta que apenas comenzaba.

Fueron recibidos por periodistas y algunas autoridades trinitarias, quienes los hidrataron y les ofrecieron bocadillos. Posteriormente la policía acudió por ellos para llevarlos detenidos a la estación de Penal.

Stuart Young, Ministro de Seguridad de Trinidad y Tobago, dijo el pasado martes que, «aun entendiendo la emoción de los venezolanos retornados», ellos debían respetar la legalidad de ese país, por lo que «cada persona ilegal que ingrese, será deportada», refirió en una conferencia de prensa.

Defensores de derechos humanos han cuestionado severamente que los venezolanos no hayan sido trasladados a un centro de salud, tomando en cuenta que presentaban cuadros de deshidratación y de resfriado. Los activistas lamentaron esta medida, mientras instaron a los venezolanos a seguir  de cerca el desenlace de este hecho.

«Esto apenas comienza, ellos amanecieron en la policía de Penal, ni siquiera los llevaron a un hospital, que el mundo sepa que, a pesar de lo que pasaron, los tengan así», dijo una abogada, activista de los derechos humanos que prefirió no identificarse.

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta