Foto: prensa Larissa González.

Prensa Larissa González

 La diputada por Delta Amacuro a la Asamblea Nacional Larissa González, deploró la situación que están atravesando algunos waraos enfermos en Boa Vista.

“Es muy lamentable las dificultades por las que tienen que pasar nuestros hermanos indígenas, quienes se han visto obligados a desplazarse por la falta de alimentos, medicinas y oportunidades para poder vivir”, aseguró la parlamentaria.

Según el misionero Kokal, el cacique Wilson Alejandro Cortes, es uno de los líderes de la llamada ocupación Ka Ubanoko, el refugio donde viven más de 700 venezolanos migrantes en la ciudad de Boa Vista, estado Roraima, Brasil. Cortes es uno de los indígenas que salió obligado de Venezuela porque no tenía acceso a medicina para controlar su tuberculosis.

“Ya por todos es conocido que el aislamiento en el que viven los indígenas en los caños de Delta Amacuro los mantiene alejados de toda posibilidad de atención médica, lo mismo que de medicamentos para combatir sus males”, enfatizó la diputada.

Por medio del sacerdote Josia Kokal también se conoció el caso de la familia que fue expulsada de un refugio y otras seis salieron en solidaridad con sus hermanos warao.

Vale la pena hacer mención de un estudio realizado por la Revista Venezolana de Salud Pública, a finales de 2018, en la comunidad de San Francisco de Guayo estado Delta Amacuro, la prevalencia de tuberculosis pulmonar en niños menores de 15 años era de hasta 60%.

“Lamentablemente nuestros indígenas no tienen atención y por esa razón los que no se han marchado a Guyana o Brasil, están como mendigos en el Paseo Malecón, en condiciones de insalubridad, mientras el gobierno los ve con indiferencia”, aseguró González.

Loading...
Compartir