Tras una discusión estéril que se prolongó por casi dos horas, en la que se repasaron los mismos argumentos que se vienen discutiendo hace meses, Luis Carrasquel, director de Satrimut, se comprometió a gestionar una nueva reunión entre la alcaldesa de Tucupita, Loa Tamaronis y los representantes de la Cámara de Comercio.

El escenario fue la instalación del mercado de buhoneros en calle Dalla Costa, espacio al que se trasladaron los comerciantes que permanecían en la plaza Bolívar, al notificársele que un grupo de autoridades municipales encabezadas por el alcalde encargado Javier Arenas, y el presidente de Satrimut, Luis Carrasquel, ejercía presión sobre los concesionarios de los locales para que abrieran las puertas.

Una vez en el sitio, Arenas y Carrasquel, manifestaron a los comerciantes que realizaban una revisión rutinaria en vista de que varios de los adjudicatarios habían incumplido con sus obligaciones ante la alcaldía.

En ese momento se dio inicio a la discusión, que por momentos subió de tono teniendo como protagonistas a representantes de la Cámara de Comercio y al propio Carrasquel.

Entre reclamos varios, discusiones acaloradas, cruces de palabras, y la insistencia de los funcionarios de que las dos santamarías del mercado, permanecerían abiertas con un importante número de oficiales de la municipalidad  custodiándolas: hubo humo blanco.

Carrasquel hizo énfasis en que él no creó las ordenanzas y su tarea es hacerlas cumplir, recordándoles a los comerciantes que la alcaldesa fijó un plazo de 20 días para el pago de los tributos vencidos.

Los comerciantes, en medio del intenso calor concentrado en virtud de la multitud en los pasillos del recinto, solicitaron continuar la discusión en otro momento y lugar, y bajo otros términos, contando con la presencia de la alcaldesa.

Carrasquel accedió indicando que se comunicaría con la Profa. Tamaronis, y que tenia la seguridad de que esta los convocaría a una nueva reunión.

La respuesta calmó los ánimos serenando la diatriba, contribuyendo al desalojo del espacio y postergando la resolución de un conflicto que unió al comercio deltano en reclamo de una decisión que incide directamente en las ventas y también en el bolsillo del consumidor.

Loading...