Luis García: cualquier impuesto que se aumente termina afectando al consumidor

El optometrista Luis García, gerente propietario de Optidelta, nos recibió con sumo orgullo en su pequeña empresa ubicada en una de las diagonales de la plaza Bolívar de Tucupita, que es a la vez una especie de fundación deportiva desde la que auspicia numerosos eventos y patrocina varios equipos en casi cualquier disciplina que organice campeonatos dentro y fuera de Tucupita.

En compañía de su esposa Lerice, comenzó la conversación expresándonos que la óptica laboratorio fue fundada un mes de octubre del 2015, por lo que pronto estará cumpliendo 4 años.

Sin embargo, el acontecer económico de los últimos tiempos signado por una profunda y duradera crisis lo ha hecho temer por la salud y el destino de la iniciativa que, de la mano de su familia, representa una de las piedras más firmes de su proyecto de vida.

En amena conversación, nos transmitió su preocupación por el sector privado en nuestro país. Estas fueron sus palabras.

1.- ¿En qué sentido Optidelta se ha visto afectada por la crisis?

L.G.: A medida que pasa el tiempo se acentúa más la sensación de una crisis que está afectando en forma mayúscula al comercio, porque cada día que pasa observamos cómo  va mermando su actividad, como disminuye el poder de reinventar e innovar para que crezca tu negocio, y como se cierran los caminos para apostar por opciones como la publicidad, que representan herramientas para su proyección e impulso.

Cuando ahora tu oferta comercial se reduce únicamente a lo que más vendes, algo que no debería ser porque en este momento únicamente tiene salida aquello que ayuda a sostener el negocio, estas en los límites de la supervivencia, sujeto a que un ventarrón te obligue a cerrar las puertas.

2.- Tienes una clientela bastante fiel, ¿continua visitándote o se redujo?

L.G.: Actualmente la óptica está atravesando por una crisis de clientes, cada vez llegan menos por el tema de no estar en capacidad económica de adquirir unos lentes, y los que vienen tienen un poder adquisitivo mucho menor que antes, compran lentes más económicos, son personas que hace tres o cinco años compraban lentes de mayor calidad, ahora tratan de reunir y cuando lo consiguen se llevan lentes de menor valor, se nota mucho esa diferencia.

Muchas personas ya ni siquiera usan lentes adaptados, prefieren usar lentes formulados, esos que ya vienen listos, que resultan más económicos y terminan siendo provisionales.

3.- ¿Has pensado en cambiar de rubro o cerrar?

L.G.: Aquí en Tucupita y en toda Venezuela han cerrado muchos locales comerciales debido a las dificultades para reponer los inventarios, y la prolongada hiperinflación.

En mi caso, a veces he sentido la necesidad de dedicarme a otros rubros o simplemente emigrar, eso está ahí latente, mas no es una opción ahorita, ya que en compañía de mi esposa estamos trabajando por el sustento de la familia.

Como empresarios socialmente responsables queremos apoyar al estado en el aspecto económico para que los deltanos puedan adquirir sus lentes, tratando de mantener el mejor precio posible.

4.- ¿Cuánto personal tienes a tu cargo?

L.G.: Es un negocio plenamente familiar, lo atendemos mi esposa que es odontóloga y yo, hemos prescindido del personal que nos brindaba apoyo para sostener la empresa en pie, es parte de lo que vivimos.

5.- La alcaldía de Tucupita decidió incrementar el impuesto a la actividad comercial elevándolo a un 5%, ¿qué opinión te merece ese aumento?

L.G.: Sobre ese impuesto en particular, nos afectaría enormemente, es un porcentaje bastante alto y eso incide en la marcha de la empresa, se trata de un 5% de la venta bruta, si a eso le añades que cancelamos alquiler, y que hay que pagar otros impuestos: Seniat, IVA, representa una carga grande, el negocio seria aun menos rentable.

Además, subir el porcentaje afectaría al consumidor, eso es algo que deben considerar las autoridades.

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta