Luis García, dos décadas al servicio de la vista

Luis García lo tiene claro, su mundo es la cantidad de luz que recoge nuestra mirada, su objetivo es que no perdamos detalle alguno de las maravillas que nos rodean, su taller del orfebre son nuestros ojos.

Paradójicamente, a pesar de haber comenzado su vida laboral en una óptica cuando apenas tenía 15 años, lo hizo de forma muy distinta a como cabría imaginar, “en las vacaciones del año escolar mi papá me llevaba a su empresa –la Óptica Esequibo- a sacar fotocopias, no hacía nada que tuviera que ver con la vista”. 

A los 18 años decide consagrar su vida a la visión, dando inicio a sus estudios a nivel superior, “en el año 1.999 comencé a estudiar en la Universidad de la Optometría, en el 2001 obtuve mi título de Optometrista Contactólogo y trabajé durante ocho años en la capital, luego me vine a Tucupita y empecé a realizar operativos visuales en entidades públicas, daba créditos, adaptaba lentes y acudía donde solicitaran mis servicios, así me mantuve largo tiempo”. 

El 10 de octubre de 2015, se cansó de ser un trotamundos y fundó Optidelta, moderno establecimiento comercial y laboratorio médico, consagrado a brindar la mejor atención posible, y mantenerse actualizados en el área de la salud visual y las tendencias de la moda. 

A tres años del nacimiento formal se siente orgulloso de su hija, “es una óptica muy moderna, con los mejores equipos computarizados para realizar diagnósticos certeros, trabajamos con seriedad y honestidad ofreciendo una asesoría integral, nuestros clientes terminan siendo amigos”. 

En compañía de su esposa Lerice, administran una empresa familiar que se sostiene en pie a pesar de la crisis, “las ventas han bajado mucho, los precios suben a diario, suspendimos los créditos, hacemos malabares para cumplir con las demandas de los usuarios sin afectar sus bolsillos y sin que se vean obligados a abandonar el cuidado de la vista”. 

Conocido promotor deportivo, con equipos bajo su patrocinio en casi cualquier disciplina que se practique en el Delta, dedica mucho más que el diezmo a la actividad física, “el deporte un instrumento para el desarrollo social, la salud de las personas, incluida la visual, y la mejor forma de apartar a los jóvenes de los vicios, es uno de mis aportes a la sociedad”. 

Luis García tiene mucho camino por recorrer, son bastantes los swings, cestas, goles, las finales infartantes, que nos restan por ver, por suerte, Optidelta estará allí para garantizarlo.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta