Sensei Luis Rivas fundador de la Escuela de Karate Do Shito Ryu Higaonna

El mundo del profesor Luis Rivas gira en torno a su Escuela de Karate Do Shito Ryu, la única de ese estilo en el Delta.

Oriundo de Monagas se vino a nuestro estado a cursar la licenciatura en Educación Física, aprovechando su estadía para continuar la práctica del Karate Do (Camino de la mano vacía) a las órdenes del Sensei Domingo Salazar, obteniendo luego en su tierra natal el grado de Cinturón Negro bajo la conducción de su Sensei de siempre Alexander Betancourt. Hoy en día es Cinturón Negro Segundo Dan, grado avalado en el resto del mundo por la Federación Internacional de Karate, donde se le reconoce como Primer Dan.

Con la mitad de su vida dedicada al Karate Do, comenzó a los 14 años su práctica llegando a ser tercero en su peso en el ranking nacional en el renglón Kumite. Afirma que el suyo no es un deporte violento, “muy al contrario, canalizamos nuestra agresividad en los entrenamientos perdiendo todo deseo de ejercer violencia en la calle una vez que sabemos lo que podemos hacer con nuestros puños y piernas, evitamos golpear a alguien que no posee herramientas para la defensa personal”.

Según Rivas todo deporte en el que aprendes a usar tu cuerpo para golpear o defenderte debe clasificarse como de defensa personal, sin embargo el Karate Do no se queda allí, “este sistema milenario de figuras y formas cargadas de energía y fuerza, y de combates regulados por un conjunto de reglas tiene su origen en la naturaleza, los grandes maestros observaban los movimientos de los animales y empezaron a copiarlos adaptándolos a nuestra anatomía para crear métodos casi perfectos destinado a la defensa de su integridad física y de sus pueblos”.

“El Karate Do pregona la no violencia por encima de todas las cosas, en 14 años dedicados a su práctica solo he tenido dos altercados y fue porque no los pude evitar, el resto del tiempo me hago el desentendido y paso por alto cualquier tipo de ofensa, no vale la pena enredarse en peleas con cualquier provocador que se nos atraviese cuando sabemos de lo que somos capaces y el daño que podemos ocasionar, de hecho el logo de mi Escuela son dos grandes maestros viéndose de frente que nunca llegan a pelear”, señala Rivas.

El Sensei casi deltano, tierra en la que ha decidido establecerse, se siente sumamente orgulloso de los logros alcanzados por su Escuela en seis años de existencia, “tenemos tres cinturones negros y varios campeones nacionales a distintos niveles, escolar, universitario, federativo, la idea es seguir creciendo”.

“Actualmente contamos con unos 20 alumnos que van desde los 5 años en adelante, a las 5 pm comienzan su práctica los niños y luego continúan los adultos, cualquiera puede inscribirse, el único requisito es la voluntad de hacerlo y el deseo de cultivar una disciplina deportiva que cambiara sus vidas”.

Par finalizar acotó, “el Karate Do es arte y deporte a la vez, es crecimiento físico y espiritual, nos exige ser cada vez mejores ciudadanos, respetar al prójimo, hacer de nuestras vidas un ejemplo de virtud, su aprendizaje jamás termina, una vez que somos cinturones negros nos sentimos como si fuésemos cinturones blancos de nuevo, culmina una etapa y comienza otra en la que estamos preparados para comprender cuanto nos falta por mejorar y aprender, el Karate Do es un herramienta para la vida”.

Nota: Los interesados en inscribirse en la Escuela Higaonna del Sensei Rivas pueden comunicarse al teléfono 0426-990.65.61. Está ubicada frente a la residencia de gobernadores en el parque José Pérez Colmenares y funciona de lunes a viernes.

 

Loading...
Compartir