People line up outside a state-run Bicentenario supermarket in Caracas January 9, 2015. Lines swelled at Venezuelan supermarkets on Friday with shoppers queuing up by the hundreds to seek products ranging from chicken to laundry detergent, as a holiday slowdown in deliveries sharpened the OPEC nation's nagging product shortages. Queues snaked around the block at grocery stores and pharmacies around the country, with consumers in some cases gathering before dawn under the gaze of national guard troops posted to maintain order. REUTERS/Jorge Silva (VENEZUELA - Tags: POLITICS BUSINESS)

El anuncio repentino y con carácter informal del salario mínimo venezolano,  es visto como una estrategia estrictamente política y no económica por parte del politólogo Luis Aguilar. El gobierno de maduro buscaría generar una matriz de opinión expectante.

A juicio del politólogo, el jefe de Estado Nicolás Maduro pretende transmitir una sensación de acompañamiento a los trabajadores mientras proyecta una fingida solución al verdadero problema económico de la nación sumida en una hiperinflación y con pérdida del valor sostenido del valor de la moneda nacional ante el dólar.

“La lógica política y no económica del gobierno nacional de aumentar el salario mínimo es para vender una percepción de que el presidente está avocado en solucionar y acompañar a los trabajadores en su lucha contra la inflación”, dijo el politólogo Luis Aguilar a Radio Fe y Alegría Noticias, este martes.

Reiteró que los aumentos siempre van a acarrear consecuencias negativas para la economía del trabajador, porque “va a pulverizar el salario”, como efectivamente ha ocurrido cada vez que el Ejecutivo nacional anuncia un aumento, dijo Aguilar.

Un aumento en los tiempos que corren en Venezuela, implica un aumento implícito de los productos y servicios que termina por empobrecer más a los venezolanos.

Sugirió al gobierno venezolano decretar un aumento basado en el valor del dólar oficial, utilizando como base las exigencias del sector educativo que ha pedido un aumento del salario llevándolo a 600 dólares.

Ante el inexistente cambio real de política económica, sugirió que los venezolanos deben virar hacia el emprendimiento como forma para esquivar la crisis generando varias fuentes de ingreso.

Loading...
Compartir