En el centro de la foto, la señora Arelis Contreras.

El sábado 22 de octubre efectivos de la Guardia Nacional del Destacamento 611 habrían llevado a cabo un operativo en la comunidad El Zamuro, donde supuestamente abusaron de su investidura bélica para detener por confusión a un ciudadano.

La versión militar señala que el joven estaba en la calle y que intentó huir cuando vio la comisión de la Guardia Nacional, siendo todo desmentido por la madre del ahora privado de libertad.

La afectada relató que una comisión del referido componente militar irrumpió en su casa la madrugada de ese día para sacar de la peor manera al joven. En medio de la acción, los uniformados no habrían mostrado ninguna orden de allanamiento; a pesar de la irregularidad, la familia decidió colaborar mientras que los actuantes esgrimían sus armas contra toda la familia,  entre ellas una niña de 9 años de edad.

En la nota de prensa emitida por los Guardias Nacionales informan que el aprehendido lleva por alias “El Jaiber”, sin embargo,  la mamá de quien ahora está en el retén de Guasina aclara que fue una equivocación.

Según la señora Arelis Contreras, los vecinos de El Zamuro son testigos del accionar militar y lo catalogaron como irresponsable y fuera de ilegalidad. Además revelaron que los Guardias supuestamente sembraron un arma que el joven nunca tuvo.

“Los Guardias siempre le siembran cosas a quienes los detienen para así justificar que están trabajando, y eso fue lo que le hicieron a mi hijo”, dijo Contreras.

Parte militar asegura que el muchacho tenía en su poder una escopeta, pero estas afirmaciones son rechazadas por familiares del apresado.

 

Loading...