Foto: archivo.

La crisis económica en Venezuela ha obligado a que docentes jubilados se interesen por retomar sus aulas.

Las instituciones educativas venezolanas se han vistos vulneradas por el abandono de los educadores, pero ahora también parece ser una alternativa, para algunos docentes jubilados, retomar sus actividades laborales porque consideran que el salario que perciben de su jubilación “no les alcanza”.

Una consulta realizada durante la mañana de este miércoles (14.08.19) en el centro de Tucupita, reveló que existen docentes interesados en volver a los planteles educativos y aseguran es por necesidad.

“Quiero volver porque lo que me pagan de la jubilación no me alcanza para nada, al menos como maestro me daba para comprar algo de comida”, dijo uno de los abordados.

El salario mínimo de un docente es de 53 mil bolívares quincenal, lo que apenas alcanza costear 1 kg de harina de maíz (15 mil Bs.), 1 kg de harina de trigo (13 mil Bs.) 1 kilo de pasta (15 mil Bs.) y 1 kilo de azúcar (10 mil Bs.) al 13 de agosto en Tucupita. Mientras que, lo que gana un jubilado es, aún más, inferior a este.

De acuerdo con una investigación realizada por el Sindicato Venezolano de Maestros, más de 2 mil docentes renunciaron, en Caracas, a sus cargos para dedicarse a otro oficio o migrar del país. Un fenómeno que ha sido producto de las coyunturas del país petrolero.

 

 

 

 

Loading...
Compartir