Yelitza Santaella contribuye con la salud de los deltanos

Mas allá de la presunta rivalidad existente entre las dos mandatarias deltanas, una en Monagas y otra en el Delta, lo cierto es que bajo la superficie las corrientes de agua se unen en función de un colectivo.

Lo más encomiable de la afirmación expresada en el título, es la voluntad de Yelitza de atender a la que considera su gente.

No podía ser de otra manera, consciente de las carencias del sector salud en el Delta, ubicó en la dirección monaguense deltanos y deltanas, que identificaran y atendieran con celeridad casos provenientes de su tierra. De la clavellinera no podía esperarse menos.

He allí la paradoja de esa circunstancia, si la solicitud se la hubiera formulado Lizeta, Yelitza habría atendido igual número de personas. Es una ley inviolable de la política, con la salud no se juega.

No solo lo hizo en salud, tomó una decisión crucial con respecto al componente avícola del proyecto integral Delta del Orinoco, puso en las manos de empresarios deltanos la granja de producción de huevos ubicada en isla de Guara, y hoy los deltanos y los monaguenses por mitad, se surten de ese rubro.  

Cuanto hubiésemos ganado de no haber existido esa rivalidad, mejor dicho, cuanto perdimos.

Loading...