En las dos sucursales bancarias, la sede principal al frente del paseo malecón Manamo y la ubicada en el terminal interurbano de pasajeros, fueron entregadas más de 2.000 tarjetas de debito.

La jornada se desarrolló de lunes a viernes de la pasada semana hasta agotarse la existencia.

No se tiene conocimiento de cuándo vuelvan a tener existencia, sin embargo, un funcionario de la entidad afirmó que se adelantan las gestiones para contar con una nueva remesa pronto.

Con la acción se van poniendo paliativos a una situación que generaba mucha preocupación debido a la necesidad que se tiene últimamente del dinero plástico, en virtud de la falta de efectivo.

Loading...