Imagen de referencia| archivo web.

El médico general y cirujano, Félix Manrique, destacó la importancia de mantener una alimentación sana y balanceada, pero ¿cómo mantener una dieta diaria en medio de la crisis venezolana?

En Tucupita, uno de los nutrientes que se puede conseguir económico, es la sardina. Según el médico, afortunadamente este pescado ofrece un buen aporte nutricional. Sin embargo, aclaró que para el consumo solamente de harina, otro de los productos que se adquiere en Tucupita, genera un desbalance nutricional irreversible entre los venezolanos.

El consumo diario y progresivo de cualquier tipo de harina genera un desbalance nutricional. No solamente puede ocurrir con las harinas sino con las pastas y los granos. Mantener una dieta no balanceada está haciendo que los deltanos se enfermen, dijo el galeno.

Durante los dos últimos meses, los Clap han dejado de ofertar productos como la carne, el pollo y la caraota. Las bolsas solamente contienen harina, pasta, arroz y aceite; estos rubros son los que mayoritariamente consumen. El problema nutricional en Delta Amacuro no solamente se limita a la inexistencia de comida balanceada, también se suma el tiempo que tardan los Comités de Abastecimiento y Producción en volver a vender los “sugeridos”; agravándose así la situación nutricional.

Según el médico, cada día puede ver a más personas con problemas severos de desnutrición en las consultas. Manrique explica que ya no solo se atiende a pacientes con enfermedades biológicas, sino que también nutricionales.

En la capital deltana son contados los médicos nutricionistas y la entidad no cuenta con un centro especializado donde se pueda tratar este tipo de patologías. Ante cualquier convalecencia los afectados recurren al sistema público de salud o a algunas clínicas privadas.

 

 

Loading...