Más personas se dedican a “cortar montes” para ganarse la comida del día

Monte: en Venezuela refiere a malezas y no a una montaña.

Julio Colmenares tuvo que trabajar limpiando malezas por cinco horas y sin  comer, durante la mañana del pasado jueves. Fue así como logró tener acceso a dos empaques de harina.

Colmenares trabajó limpiando maleza sin comer durante cinco horas, porque no tenía nada en su despensa ese día. Consiguió el trabajo, pero lo obligó a trabajar sin desayunar.

Él percibe un ingreso monetario por la alcaldía de Tucupita, no obstante, lo que percibe no le alcanza para adquirir la comida que le pueda durar una semana. Su pago es de 1 millón 500 mil Bs, quincenal. También acude al carnet de la patria.

Dos empaques de harinas, de trigo y de maíz, fue el pago del señor Julio de 34 años de edad, por limpiar malezas en los alrededores de una casa en Tucupita.

“Tomaba era pura agua, ya no aguantaba más, pero lo importante fue que me gané dos harinas”, dijo el ciudadano.

Una harina de trigo de la marca PAN tiene un coste de un millón 590 mil Bs, mientras que la de trigo, un precio de un millón 790 mil Bs, en los comercios de la localidad.

 

 

Compartir contenido