Prof. José Cedeño | FEVEFUSA

La regla número 14 del reglamento emanado de la Asociación Mundial de Fútbol de Salón, expresa, que en la cancha en cada juego deben estar un “árbitro líder y un árbitro auxiliar.” Además, agrega lo siguiente: “esta regla no sufre ninguna modificación. Se mantiene la mecánica arbitral en lo referente a que no se cambiará de lado en ninguna situación de juego”. Es de saber, que los dos árbitros en cancha de juego tienen algún tiempo, sin que haya una modificación notable en ese sentido. Los mismos fueron ordenados por el máximo ente rector del fútbol de salón mundial, como modificación a la regla del árbitro con los dos auxiliares que portaban los banderines.

Los tiempos son cambiantes, la sociedad debe adaptarse a los mismos, y el fútbol de salón no es la excepción como deporte. Algunos deportes, que son referentes para el fútbol de salón se han apoyado en el incremento de la cantidad de árbitros, para forjar la posibilidad de que se cumpla de mejor manera con las reglas del juego; en otros casos se han apoyado en la tecnología a fin de que se revisen algunas actuaciones de quienes forman parte de la competencia. Uno de los deportes hace algún tiempo comenzó con un árbitro, y la exigencia ha sido tal, que ahora tiene -en algunos casos-: un principal, cinco auxiliares, y seis adicionales en el apoyo tecnológico. Otro deporte ha tenido que sumar en cancha un árbitro más para garantizar un mejor cumplimiento de las reglas.

Amigas y amigos lectores, en fin, son varios los deportes que han estado incrementando la cantidad de árbitros y sus auxiliares, para que la actividad deportiva conserve la pureza que lo hace atractivo al público, quien en esencia es la razón de ser de lo que hacen los atletas en la cancha. Es indudable, que la cantidad de buenos árbitros en virtud de los avances en la tecnología y en su formación, con el consecuente desarrollo de una eficiente mecánica arbitral, aminora las acciones ilícitas que no sean sancionadas de la manera correspondiente; ello trae consigo, que los éxitos y triunfos no se vean manchados por una incorrecta aplicación de aquello que la persona que le correspondía sancionar no observó porque la distancia se lo imposibilitó o no tuvo un par de ojos de apoyo que lo vieran.

En Venezuela, el fútbol de salón tuvo el incremento en cuanto a la cantidad de árbitros en la cancha. Dicho aumento fue visto al principio como muy bueno por parte de árbitros, entrenadores y dirigentes de larga data en la práctica del fútbol de salón; los comentarios no cesaban en su favor, manifestando que era una buena idea, que ayudaba mucho, que ayudaba a mejorar en cuanto a la mecánica arbitral, y que profundizar en ese aspecto mejoraría muchas cosas. Pero también algunos se atrevían a comentar que limitaría el progreso de algunos árbitros, mermando su atención y competencias; que la mecánica con los tres árbitros no resultaría; situación que era lógica, todo cambio amerita de una nueva disposición, y hay quienes se niegan al mismo.

Lo que si fue cierto, fue el mensaje que se envió al mundo en ese sentido por parte de los árbitros del fútbol de salón venezolano. Mensaje que arrojó distintos comentarios a favor y en contra, pero que fue firme y contundente. Sin duda alguna, cuando en el deporte más practicado del mundo, las autoridades internacionales decidan dar el paso de incrementar la cantidad de árbitros en favor de más seguridad en el espectáculo, tendrán presente lo que en Venezuela se realizó, su carácter de pionera. Señores gracias por el contacto y nos leemos en una próxima oportunidad. Para contactos @joseceden.

Loading...