Univisión Noticias

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, hizo pública este miércoles una declaración donde critica duramente al gobierno de Nicolás Maduro por no reconocer la magnitud de la emergencia humanitaria que vive el país a consecuencia de la “devastadora crisis social y económica” que afecta Venezuela.

“Las autoridades se han negado a reconocer las dimensiones y la gravedad de la crisis en materia de cuidados médicos, alimentación y servicios básicos, por lo que las medidas que han adoptado no han sido suficientes”, dice la declaración escrita de la expresidenta de Chile.

Su comunicado se da a conocer en medio de una visita a ese país sudamericano de un equipo de su Oficina con el objetivo de elaborar un informe completo sobre la situación en Venezuela.

Bachelet lamentó las violaciones a los derechos humanos de los venezolanos, especialmente a las poblaciones más expuestas: “Desde junio de 2018 –la última vez que publicamos un informe sobre Venezuela– el ejercicio de los derechos sociales y económicos ha seguido deteriorándose continuamente. Los grupos de población más vulnerables, tales como los niños, las mujeres embarazadas, los ancianos y los pueblos indígenas se han visto especialmente afectados. Por ejemplo, las arduas condiciones de vida obligaron a un número considerable de miembros de la etnia warao a cruzar la frontera con Brasil, en busca de alimentos, atención médica y otros servicios básicos”.

Bachelet se refirió también a la interrupción de servicios básicos como la electricidad.

“La reciente interrupción del abastecimiento de fluido eléctrico que afectó a todo el país ha agravado esta situación, al reducir aún más el acceso de la población a los alimentos, el agua y los medicamentos, y también ha afectado gravemente a los hospitales. Todavía no se conoce todo el alcance de los daños ni el número de víctimas directas, pero este prolongado apagón simboliza los problemas de infraestructura que afronta el país. La escasez de agua y de gas natural y el colapso del transporte público también siguen afectando a muchas personas; esta situación, combinada con la hiperinflación, genera atroces condiciones económicas que han desencadenado miles de protestas sociales”, dice la declaración.

Pese a reconocer que la crisis en Venezuela ha estado ocurriendo mucho antes de la imposición de sanciones al gobierno de Maduro, Bachelet indicó que le preocupa que “las recientes sanciones sobre las transferencias financieras derivadas de la venta de petróleo venezolano en los Estados Unidos puedan contribuir a agravar la situación económica, con posibles repercusiones sobre los derechos básicos y el bienestar de la población”.

 

Loading...