Foto: cortesía.

El Ministerio Indígena venezolano y los gobiernos  deltanos mantienen un constante acompañamiento a las personas que están en refugios tras ser evacuadas de sus comunidades por el fenómeno natural de la crecida del río Orinoco.

En  el estado Delta Amacuro habilitaron  16 refugios para atender así a más de 2 mil personas que resultaron vulneradas por las inundaciones de este año. Los indígenas waraos son quienes en su mayoría están en los albergues, pues sus comunidades fueron las que resultaron más devastadas.

Ibelice Medina, coordinadora del Ministerio Indígena en el estado Delta Amacuro, informó que junto a la gobernadora Lizeta Hernández y la alcaldesa Loa Tamaronis,  mantienen un cercano seguimiento integral a los refugiados, tal como se materializó el pasado martes en Carapal de Guara, Tucupita.

Las actividades en estos sitios constan de chequeos de salud y abastecimiento de alimentos. Más recientemente fueron atendidos con enseres enviados por el gobierno del presidente Nicolás Maduro a través del Ministerio de Interior Justicia y Paz.

Loading...
Compartir