CDI de Pedernales / Foto: archivo.

Silvina Silva Sosa murió estando embarazada, luego de no haber sido atendida adecuadamente por los médicos cubanos, en el Centro de Diagnóstico Integral, CDI de Pedernales. Aun cuando quisieron trasladarla a Tucupita, no contaron con una ambulancia fluvial.

Silvina Sosa era de la comunidad de Morocotico, un sector indígena cercano a Pedernales, en el municipio Pedernales.

Según José Rodríguez, Silva visitaba Pedernales, cuando se le presentaron algunos dolores en el vientre. Sus familiares acudieron desesperadamente al CDI, donde los galenos cubanos apenas le habrían tomado la tensión, sin algún tratamiento de mayor cuidado.

“Ellos simplemente le tomaron la tensión a la indígena y la mandaron para su casa”, relató el señor José Rodríguez.

Unas horas después de ser dada de alta, presentó los mismos síntomas de dolores, que acabaron con su vida.

“No tenemos medicinas para atender, no había un medio para sacar a esa personas de allí, porque no tenemos ambulancia”, denunció José Rodríguez.

Loading...
Compartir