Foto: cortesía.

Siguen las investigaciones acerca del adolescente fallecido tras recibir un disparo en la cabeza. El hecho ocurrió la noche del domingo 29 de septiembre en el sector de Villa Rosa, Tucupita.

La víctima arribó herido al materno de Tucupita el domingo por la noche. Fue estabilizado y remitido a un centro de salud de Maturín. Horas después, murió.

Hasta ahora se manejan dos versiones del hecho. Tanetanae.com hace referencia a ambas.

Primera versión

El presunto victimario, un chico de 16 años de edad,  conocía al adolescente de 12 años de edad, por lo que habría invitado al ahora  fallecido a “jugar” en la calle.

El supuesto juego resultó ser con un arma de fuego que pertenece al de un funcionario de la policía del estado Delta Amacuro, papá del principal sospechoso de haber perpetrado el crimen.

Mientras “jugaban” con el arma del funcionario de Polidelta, se habría generado un disparo, que le dio en la cabeza del adolescente de 12 años de edad. Esta versión alega accidente.

Vecinos del sector salieron de sus viviendas al escuchar el disparo, que género alarma, y vieron a un jovencito cubierto de sangre en el suelo.

Segunda versión

La otra versión de este hecho apunta a que el joven de 16 años  de edad buscaba venganza, por un  episodio anterior, que lo había enfadado.

El principal sospechoso habría tomado el arma de su padre, en su propia casa, y fue a la residencia de su víctima: fue cuando el ahora fallecido recibió un disparo en la cabeza.

Funcionarios del Cicpc Tucupita interrogan al principal implicado para dar con la verdadera versión del hecho ocurrido.

Loading...
Compartir