Un funcionario del Cicpc está de espalda en Venezuela / Foto: archivo tomado de internet, sin autoría especificada.

Grecia Josefina Tovar, vecina  del sector I de La Perimetral  de Tucupita, denunció que el Cicpc llevó a cabo un presunto operativo anormal en su casa, durante la noche del 20 de febrero.

La señora Tovar relató que, cuatro funcionarios de ese organismo: dos hombres y dos mujeres, arribaron a su casa y retuvieron por varios minutos a dos de sus hijos. Nunca explicaron las razones del procedimiento y apenas les tomaron fotografías a las cédulas de identidad de los jóvenes.

“Yo estoy de acuerdo con los operativos, pero que expliquen las razones y que no les estén tomando fotos a las cédulas”, manifestó la señora Josefina, la mañana del viernes 21 de febrero del 2020.

Antes de retener a los jóvenes, los detectives del Cicpc les tomaron una foto a la casa de la señora Tovar, otra acción que ella rechaza.

Lo que más le preocupa a esa familia

La señora Grecia, tiene dos hijos,  uno de 30 años y otro de 19 años de edad. Ambos han sido detenidos por diferentes organismos de seguridad, según la mamá, por confusiones, ya que, a juicio de la denunciante, ellos no estarían incursionando en ninguna actividad delictiva.

Durante los disturbios que se generaron en Tucupita el pasado 30 de junio del 2016,  el hijo mayor de la señora Tovar fue detenido cuando supuestamente esperaba un autobús para regresar a su casa, sin embargo, por estar cerca de la zona de los “saqueos”, la Guardia Nacional lo detuvo y hasta ahora se ha mantenido presentándose periódicamente ante la justicia deltana.

El segundo hijo de la señora Tovar  fue detenido por la policía del estado Delta Amacuro el pasado 12 de febrero del 2020, cuando fue a realizar un trabajo de barbero en la comunidad de Los Cedros.  Tras su arribo, los funcionarios allanaron esa casa porque presuntamente las otras personas sí presentaban antecedentes policiales.

“Cuídense del Faes, así fue como los policías le dijeron a los muchachos, cuando les tomaron los datos en el comando”, aseguró la señora Grecia Tovar, quien desde ahora se muestra preocupada porque teme que los funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales ataquen a sus hijos.

“Esa vez lo llevaron para el comando y  a todos le revisan las cejas, cicatriz, estatura color del pelo, y anotaron todos los datos personales en una listica. Eran cuatro que tienen antecedente, y porque tengan antecedentes ¿no merecen vivir?”, dijo la denunciante.

Loading...
Compartir