Este lunes 1 de abril se conoció a través de las redes sociales de la muerte, acaecida en Caracas, del escritor venezolano Francisco Massiani, Premio Nacional de Literatura 2010-2012 y autor de Piedra de mar —una de las obras más importantes de la narrativa del siglo XX en Venezuela—, quien el martes 2 habría cumplido 75 años.

El 23 de noviembre de 1968 apareció Piedra de mar, en edición de Monte Ávila Editores que se convirtió de inmediato en best-seller.

Nacido en 1944 en la capital venezolana e hijo del también escritor Felipe Massiani, quien llegara a dirigir la Biblioteca Nacional y fuera autor de títulos como Dinamarca solamente una pensión o la antología Geografía espiritual, Francisco “Pancho” Massiani vivió parte de su niñez en Estados Unidos y Santiago de Chile y residió más tarde un tiempo en París. También inició la carrera de Arquitectura en la Universidad Central de Venezuela.

Para finales de los años 60 Massiani era un autor poco conocido que había publicado apenas dos cuentos, los cuales más adelante formarían parte del libro Las primeras hojas de la noche (1970). El 23 de noviembre de 1968 apareció su primera novela, Piedra de mar, en una edición de Monte Ávila Editores que se convirtió de inmediato en un indudable best-seller.

En la novela, un muchacho venezolano de clase media y aprendiz de escritor, Corcho, “nos va contando las peripecias por las que tiene que pasar en el lapso de unas horas durante un periodo de vacaciones estudiantiles”, según cuenta Manuel Cabesa en esta reseña publicada en la edición especial por los dieciséis años de Letralia en 2012.

La adolescencia, el amor y el fracaso serán los grandes temas de Massiani a lo largo de su producción narrativa.

“Al escribir su novela, que es casualmente la que estamos leyendo, Corcho nos confiesa su hastío ante una situación de vacío existencial que se le impone sin él desearlo”, continúa Cabesa. “Corcho es víctima de las circunstancias que lo rodean, pero a diferencia de sus amigos está consciente de esa abulia, lo que lo coloca en la posición de ser testigo del malestar que lo absorbe y, por supuesto, su fiel relator”.

Massiani —quien también fue pintor y dibujante— publicaría en 1975 su segundo libro de cuentos, El llanero solitario tiene la cabeza pelada como un cepillo de dientes, y en 1976 su segunda novela, Los tres mandamientos de Misterdoc Fonegal, que sin haber alcanzado el éxito de la primera se considera hoy en día una obra de culto. A mediados de los 60 había escrito también las novelas breves Renate o la vida siempre como en un comienzo y Fiesta de campo, que fueron publicadas en 2008.

La adolescencia, el amor y el fracaso serán los grandes temas de Massiani a lo largo de su producción narrativa, convirtiendo en clásicos algunos de sus relatos como “Un regalo para Julia” o el que le da título a su segundo libro de cuentos, aunque también abordará entornos fantásticos y oníricos en algunos relatos singulares como “La vez que lunes fue domingo” o “El boquete en el muro”.

En 2015 fue estrenado el documental-homenaje Francisco Massiani: breve y arbitraria historia de mi vida, dirigido por Manuel Guzmán Kizer.

Massiani contrajo nupcias con Norma Olivares, con quien tuvo una hija, Alejandra Massiani Olivares. Al tiempo conoció en la librería Suma, en Sabana Grande (Caracas), a Belén Huizi, con quien vivió en Macuto (Vargas) hasta que ella murió de cáncer, pocos meses antes de la muerte de los padres del escritor.

El autor publicó también los libros de cuentos Con agua en la piel (1998) y Florencio y los pajaritos de Angelina, su mujer (2006), y los poemarios Antología (2006), Señor de la ternura (2007) y Corsarios (2011), además de una recopilación narrativa publicada en 1990 y que reúne, bajo el título Relatos, los cuentos de sus dos primeros libros.

Massiani obtuvo en 1998 el Premio Municipal de Narrativa y, en 2005, el primer premio del V Concurso Anual de la Fundación para la Cultura Urbana con Florencio y los pajaritos de Angelina, su mujer. En 2015 fue estrenado el documental-homenaje Francisco Massiani: breve y arbitraria historia de mi vida, dirigido por Manuel Guzmán Kizer.

Fuentes: Arquitrave • QuéLeer
Loading...