Sencillo pero significativo sistema de agua potable en Musimurina.

En la propia capital deltana la carencia de agua potable es un grave problema; varios sectores de Tucupita reportaron durante el pasado año 2015 problemas a para acceder  a un óptimo servicio.

Tras abandonar el puerto de Volcán en el municipio Tucupita, la realidad carente de agua apta para el consumo humano, deja por un lado el tan cacareado decir “la tierra del agua”, cientos de caseríos con importante cantidad de población, carecen de los beneficios que pudiesen traer un sistema potabilizador de agua; empezando por el de la reducción de la mortalidad infantil en los caños.

Araguaimujo

En agosto de 2013, una comisión de la Hidrológica de Venezuela, Hidroven, acompañada por profesores de la Universidad Indígena de Venezuela, constataron los atrasos y las malas prácticas de ingeniería en el acueducto de la comunidad.

Los informes fueron presentados en la ciudad de Caracas, para una posterior visita que ayudaría a la pronta activación de la planta de agua potable.

Ya transcurren dos años y el asentamiento indígena sigue sin el servicio.

Musimurina

Un pequeño tornillo de enrosque mantiene desde hace tres años, sin agua a sus residentes.

A través de un sencillo pero práctico sistema de purificación del agua, Hidroven instaló, así como en otras comunidades, pequeñas plantas. El abandono y el poco seguimiento a las mismas originan la suspensión del servicio.

Nabasanuka

Es una de las localidades warao que más contratiempos y problemas ha tenido, pues cuatro contratos han sido, en teoría, ejecutados, pero los mismas no han llevado a cabo ningún levantamiento de infraestructura.

Los dos entes que más han paralizado los contratos de este tipo han sido, la gobernación de Delta Amacuro y la alcaldía del municipio Antonio Díaz.

Así como las mencionadas comunidades, existen cientos de ellas que no tienen ni la remota esperanza de  tener acceso a un agua limpia que les ayude a reducir la mortandad de la población infantil en los caños del Delta del Orinoco.

Loading...
Compartir