La noche del pasado martes, mientras los galenos del hospital, Hermana Isabel López de San Francisco de Guayo, ubicado en el municipio deltano Antonio Díaz, compartían junto a la comunidad las actividades de carnaval, sujetos desconocidos habrían ingresado a su residencia violentando una de las puertas.

Algunos originarios de la zona informaron vía redes sociales que las personas que se introdujeron a la casa, lograron sustraer algunos equipos médicos como tensiómetros, parte de la reserva de medicamentos, teléfonos celulares, comida, laptops y otros objetos de valor considerable.

Este miércoles más temprano, una notificación se podía leer  en la entrada principal del centro clínico que atiende a la mayoría de las poblaciones de la parroquia Padre Barral, donde confirmaban el hecho.

El suceso se consuma en medio de carencias de un hospital cuyas debilidades están en la falta de medicinas y una ambulancia. La mayoría de los galenos que prestan sus servicios, son pasantes de la Universidad Central de Venezuela.

 

Loading...
Compartir