En un hecho trágico e inaudito ocurrido cerca de las 5:00 de la tarde de este domingo, un niño de tan solo 12 años de edad asesinó a su amiguito de 11 años, cuando de manera accidental accionó una escopeta y le propinó al pequeño un tiro a la altura del rostro.

Según relataron Karina Gil y Eduardo Oropeza, padre de Jesús Eduardo Oropeza Gil (11) cómo quedó identificada la víctima mortal, el fatídico homicidio ocurrió frente a la casa signada con el número 114 ubicada en la calle Libertad de la comunidad El Charal en Santa Rita, municipio Francisco Linares Alcántara.

Estaban en una fiesta

Los afligidos padres detallaron que su hijo había ido a una fiesta infantil que tenía lugar en la mencionada dirección. En medio de la celebración el niño de 12 años, junto a otro niño, sobrino e hijo de un funcionario de la Policía de Aragua, respetivamente, entraron a una camioneta Jeep modelo Wagoneer, placa AKL013 propia del uniformad y hasta allí los siguió Jesús Eduardo.

Ocurrió que dentro del mencionado vehículo se encontraba una escopeta calibre 12 que el primero de los niños tomó y en un momento determinadola accionó. El proyectil impactó en la cara de Jesús Eduardo, segándole la vida de manera inmediata.

Policía preso

Tras escuchar la detonación el PoliAragua, cuya identidad no pudo ser determinada, al parecer trató de ocultar el arma con que se efectuó el homicidio y tras cubrir el cadáver del pequeño, dijo a los presentes que la bala que le quitó la vida al mismo había procedido de la Base AéreaLibertador, luego cambió su versión señalando que el disparo lo había efectuado un motorizado y finalmente dijo que habían sido unos hombres a bordo de un vehículo.

Sin embargo todas estas versiones se fueron a tierra, luego que el uniformado fue interrogado por funcionarios del Cicpc, por lo que tuvo que admitir que la escopeta con la que fue asesinado el niño era suya y que el homicida era su sobrino.

Tras confesar, el funcionario fue aprehendido por los detectives y puesto a la orden de la Fiscalía 34 del Ministerio Público. Mientras que los dos menores de edad quedaron retenidos y bajo el resguardo de las autoridades a cargo de la Protección del Niño, Niña y Adolescentes de la entidad, donde serán sometidos a los estudios físicos y psicológicos de rigor, por haber participado en una situación irregular.

Por otra parte, las autoridades del Cicpc incautaron el arma de fuego involucrada en el hecho así como también la camioneta de Wagoneer, ambos elementos serán sometidos a las experticias de ley.

Los progenitores el pequeño asesinado, quien cursaba el 6to grado de educación básica en Unidad Educativa Nacional Parmanacay, ubicada en Santa Rita, acotaron que tuvieron conocimiento del hecho muchos minutos después que ocurrió el mismo y eso porque un vecino les avisó, ya nadie le quería decir nada.

Loading...
Compartir