Materno de Tucupita | Tanetanae.com.

El niño warao Luis Moya (7), procedente del municipio Antonio Díaz del estado Delta Amacuro, falleció el pasado jueves 21 de junio. Su deceso habría pasado a ser parte de una estadística de mortalidad infantil en Delta Amacuro si no hubiese presentado dos elementos claves: sarampión e hiperhidratación.

Moya, tenía siete días recluido en el materno infantil Dr. Ismael Oswaldo Brito de Tucupita y le habían diagnosticado sarampión.

Hasta el miércoles 20 de junio, su recuperación había sido relativamente exitosa, y seguía internado para la respectiva vigilancia médica. Pero murió de forma repentina el pasado jueves, hecho que sorprendió a sus padres dada la recuperación que ya había presentado Luis Moya.

“Ya se sentaba, ya estaba bien, muy bien, a veces se hinchaba, pero nos dijeron que era normal por el suero”, narró el padre del menor fallecido.

Sobre este deceso, un galeno hizo notar que ocurrió una hidratación excesiva, explicó que, con la recuperación presentada, la cantidad de goteo debió ser reducida a tres por minutos, procedimiento que no se cumplió, lo que produjo una hiperhidratación, fenómeno que pasa cuando se eleva la cantidad de electrolitos y sales hasta niveles tóxicos. La observación médica viene dada por lo narrado por el padre de Luis Moya.

El sarampión de Luis Moya, fue uno de los casos cuyo número oficial se desconoce con exactitud en Delta Amacuro, ocurrido en momentos cuando ha bajado notablemente la afectación tras las jornadas de vacunaciones móviles que ha implementado el gobierno venezolano.

Loading...
Compartir