Niños abandonados buscan sacarle provecho a la temporada decembrina vendiendo hojas de plátano

Varios niños a los que se les ha visto reiteradamente deambular por las calles de Tucupita,  han comenzado a vender hojas de plátano, a propósito de la temporada decembrina. Son bandadas de pequeños en los alrededores del mercado municipal. Cuando se les consulta por sus padres, simplemente dicen “no sé” o levantan ambos hombros, en señal de desconocer al respecto.

Un niño de 10 años de edad ha dicho que aprovecharán la temporada decembrina para tener comida. Dijo que, junto a sus compañeritos, lo hacen cada año. Según el menor, “uno grande”- como se refieren a un adolescente de 13 años-, es quien les consigue las hojas, al final de la jornada cuentan entre todos el dinero recaudado y ya tienen para  comer. Cuando se le preguntó por el lugar de donde extraen las hojas, dijo no saber al respecto.

En cambio este ha dicho que su mamá está trabajando. Dijo tener una hermanita que ha tenido que cuidar.

Estos menores venden 12 hojas de plátanos, con las que envuelven las hallacas,  en 300 mil Bs. Afirma que las venden barato para que las personas puedan adquirirlas y así obtener el dinero rápido para comprar sus empaques de comida, a los revendedores de alimentos, a quienes ha llamado, “bachaqueros”.

Al menos siete niños vendían hojas de plátano el pasado lunes, en el mercado municipal de Tucupita.

De acuerdo con una consulta llevada a cabo por Tanetanae.com, varios de estos niños fueron dejados en manos de sus abuelos, mientras sus padres emigraron a otros países, aunque mayoritariamente a Trinidad y Tobago. La búsqueda de comida no se limita a las calles, sino de casa en casa, en los sectores donde viven los pequeños.

Recientemente 16 niños fueron interceptados por las autoridades trinitarias tras haber ingresado ilegalmente. Varios de ellos habían sido “llamados” por sus padres, quienes ya estaban en la vecina nación.

Compartir contenido