Varios niños piden alguna colaboración en una de las calles de Tucupita / Tanetanae.com.

Más niños abandonados caminan las calles y comunidades de Tucupita, pidiendo comida. Es una realidad que se agudiza en medio de las masivas migraciones que han emprendido los deltanos, mayoritariamente a Trinidad y Tobago.

Samuel Rivero, un señor 32 años de edad que reside en la comunidad Las Mulas, informó que en ese sector hay varios niños que quedaron en manos de sus abuelos, porque los padres emigraron a Trinidad y Tobago. Aunque todo apunta a que la travesía fue para mejorar las condiciones de sus pequeños en Venezuela, la realidad es otra. Estos menores de edad se ven obligados a pedir comida en casa de sus vecinos.

“Hay como unos 10 niños que salen y se van a las casas de otras familias a pedir comida, a veces se quedan en las calles hasta altas horas de la noche”, reveló Rivero.

El ciudadano aseguró que las personas con quienes dejaron a cargo a los niños, no están en condiciones de mantenerlos, contrariamente, ellos también necesitan ser ayudados.

María Luisa, una vecina de la comunidad  Los Cocos, informó que varios niños desconocidos deambulan por ese sector, para pedir comida. En lo que va de semana, ellos se han aparecido en tres oportunidades.

Ellos andan como mendigos, sin la compañía de algún adulto. Lo primero que buscan es comida. Hay ocasiones que caminan la comunidad a altas horas de la noche.

“Hay niños pobrecitos que caminan por Los Cocos, yo no sé de dónde son, pero a veces pasan pidiendo comida. Esta semana ya han pasado tres veces”, relató la señora María Luisa.

Loading...
Compartir